Galicia ampliará al 50% la bonificación al impuesto sobre el patrimonio en 2023

Posted on

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha avanzado este viernes que, en 2023, en Galicia, donde ya se bonificaba un 25% el impuesto sobre el patrimonio, «añadiremos un 25% más» y «tendrá una bonificación del 50%, una vez se aprueban estos presupuestos» para el próximo año, que cuentan con un techo de gasto de 12.599 millones de euros. Fuentes del gobierno gallego han precisado a ABC que se trata de una rebaja inferior a las de Madrid y Andalucía, pues, si bien Galicia no quiere ser un «verso suelto» entre las regiones gobernadas por el PP, no se ve «oportuno en la coyuntura actual» aplicar una supresión del impuesto.

Rueda ha recordado que será el martes, en una comparecencia específica en el Parlamento gallego, donde ofrezca todos los detalles sobre unos presupuestos que están «acabando de concluir», pero ha querido adelantar que «tomaremos decisiones en materia fiscal». «No me gustan las incertidumbres, hay que ir tomando decisiones», ha insistido. No ha sido más específico porque ha de guardarse algunas cartas sobre un presupuesto, el del 23, que ha defendido que será «serio», pero que aún está pendiente de «variables importantes» para «cerrarlo y saber dónde podemos ayudar» y «qué podemos estimular».

El mandatario gallego ya dejó caer el jueves, tras la reunión semanal del gobierno gallego, que podría haber alguna novedad. Y lo ha concretado un día después, en un foro organizado por La Voz de Galicia. En todo caso, ha querido hacer hincapié en que se trata de seguir una «senda que estaba marcada», «independientemente de lo que hagan los demás», «cumpliendo aquello que creemos que hay que seguir cumpliendo», con una «tendencia fiscal (…) mirando para Galicia».

Rueda ha comentado que cuando «cada autonomía, usando su capacidad fiscal, decide lo que estima más oportuno, todos empiezan a mirarse unos a otros» y «los medios de comunicación deducen que frente a la actuación de uno qué van a hacer los otros». Pero ha defendido que no es así como opera el gobierno gallego. «Las decisiones en Galicia, en esta materia y en todas», pero específicamente «en materia fiscal», que es «tanto como decir afectar al bolsillo, la economía y la vida de las personas», «se tomaron siempre pensando en lo que nos conviene hacer aquí».

«No sirve de nada hacer algo pensando en lo que hicieron los otros. A nosotros no nos preguntaron nada. Si no nos preguntan a nosotros, lógicamente ni tendremos que preguntar ni estar pendientes de lo que hagan otras comunidades autónomas», ha razonado. Rueda reivindica «pensar lo que le conviene a Galicia». «Vamos a seguir por nuestra senda», ha ratificado, y «mirarnos en el mejor espejo posible, el espejo de Galicia». «Ver lo que hace falta hacer aquí, con independencia de lo que hagan los demás», ha apostillado.

En esta línea, ha remarcado que su idea consiste en regular la fiscalidad «viendo las posibilidades que tenemos de hacer cosas con los recursos públicos», pues ha defendido que bajar o subir impuestos «en función de los titulares», «sirve de poco». Al hilo, ha argumentado que con los impuestos se pagan los servicios públicos, y que «la gente lo que pide, por encima de medidas fiscales, es que los servicios públicos funcionen», y para esto, «hacen falta recursos». Ahondando en este postura, ha censurado que el Gobierno anuncie medidas sobre gravámenes «de un día para otro, en función de (…) titulares», algo que ha dicho no entender. «Aquí», en Galicia, «todo» está «muchísimo más medido, muchísimo más pensado», para «acertar» con lo que precisa la Comunidad.

Rebajas que se perpetúan

Rueda ha reivindicado, además, las medidas ya en vigor, recordando que desde 2009 el acumulado de las rebajas fiscales es de 1.200 millones de euros. Ha vuelto a poner en valor que las guarderías sean gratuitas y las familias con dos hijos se equiparen a las numerosas (ahorro de 250 euros), en tanto «estímulos» que van «creando un clima favorecedor». Adicionalmente, en el presupuesto del año pasado ya se incluyó una bajada de todos los tramos de la tarifa autonómica del IPRF, para situarla por debajo de la estatal, con un ahorro de 63 millones de euros e impacto ya en declaración de 2023; y en el debate de investidura de hace cuatro meses ya anunció una nueva rebaja del 0,4% en los tramos más bajos (casi 15 millones de euros).

Un repaso con el que ha querido subrayar que, aunque estas medidas se olviden, en el caso de Galicia, bajo gobierno del PP, cada rebaja «queda para siempre» y después hay que mantenerla; de ahí que haya que «pensarlo muy bien», porque es un «compromiso a futuro». «Pensamos muchísimo lo que hacemos», pues «sabemos que tenemos que mantenerlo», ha reiterado. Siempre con una premisa clara: «Es mucho mejor bajar impuestos que subirlos».

Otras medidas

Preguntado sobre si habrá más medidas fiscales, además de duplicar la bonificación al impuesto del patrimonio, como podría ser la rebaja del tramo autonómico del IRPF, teniendo en cuenta la inflación, ha respondido: «Sí, sí, por supuesto, por supuesto que lo estamos considerando. Claro que estamos considerando otras medidas». Pero no ha sido más específico, si bien ha rechazado cualquier alza de tasas: «Lo que no va a hacer la Xunta, porque no tendría ningún sentido, en estos momentos, es subir impuestos ni amenazar con subir impuestos. Intentaremos bajarlos».

Se trata, ha ahondado, de que «un empresario pague menos, una familia pague menos», que las empresas dispongan de más dinero en los momentos de incertidumbre para mantener los puestos de trabajo y seguir generando riqueza, y que las familias puedan abonar sus facturas. «Subir impuestos no tiene ningún sentido», ha insistido. «Bastante mérito es mantener las bajadas que se hicieron en su momento y, si se puede hacer, hacer alguna más», ha añadido. «Hay otras buenas noticias que espero que podamos dar», ha insinuado también. Para ratificar una vez más: «Nosotros no pensamos subir impuestos».

Críticas de la oposición

Al presidente de la Xunta le han llovido críticas desde la oposición tras el anuncio. «Es una burla que Rueda decida bajarle los impuestos a los 7.000 millonarios, las 7.000 personas más ricas de Galicia, en un pelotazo fiscal, mientras las familias, la clase trabajadora, las personas autónomas no llegan el fin de mes», ha cargado la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón. «Estamos hablando de rebajarle impuestos a una minoría que tiene más de un millón de euros en el banco, y eso sin contar su patrimonio inmobiliario, estamos hablando de que, el mismo gobierno del PP que mientras le baja impuestos a los ricos, -5.300 euros cada año-, suprime la Tarxeta Básica de ayuda a la compra de alimentos a las familias con más dificultades. Esta es la forma de gobernar del PP, para los más ricos», ha censurado.

El secretario general del PSdeG, Valentín González Formoso, ha mostrado su «decepción» con una medida que, considera, «muestra escasa sensibilidad con el pueblo gallego», enmarcada en «una política fiscal pensada para los más ricos». Formoso ha criticado que «Galicia tiene que tener una política fiscal propia», pero aprecia que Rueda opta por «hacer seguidismo político de las instrucciones de Feijóo a los barones territoriales del PP». Galicia, según el líder del PSOE gallego, queda «sometida a lo que opina Ayuso en Madrid, o a lo que opina el presidente de Murcia».

Jasaseosmm.com Smm Panel is the best and cheapest smm reseller panel Buy Twitter Verified badge for instant Instagram likes and followers, Buy Verification Badge, Youtube views and subscribers, TikTok followers, telegram services, and many other smm services. telegram, and many other smm services.